Skip to content

Entrevista a Julia Feliz Brueck: “Este es el objetivo: alzar voces, facilitar conversaciones, crear puentes, demoler jerarquías, y poner en el centro a lxs más marginalizadxs, incluídos los animales no humanos, haciendo estas cosas”.

En febrero de 2020 editamos Veganismo en un mundo de opresión, un libro colectivo escrito por veganxs alrededor del mundo. A través de ensayos, artículos, reflexiones y poemas se pone sobre la mesa una cuestión tan problemática como poco abordada: el movimiento en defensa de los animales no humanos está cimentado sobre experiencias y concepciones mayoritariamente blancas. Esto que quizá podría parecer más o menos importante tiene unas consecuencias que indudablemente lo son: muchas personas racializadas sienten que este movimiento y esta lucha no tiene en cuenta ni conecta con su realidad cotidiana y por tanto no encuentran su espacio ahí.

Hemos enviado unas preguntas a Julia Feliz Brueck, fundadorx de Sanctuary Publishers y coordinadorx de Veganismo en un mundo de opresión, su tercer libro. Julia escribe, edita e ilustra, y además va generando recursos como la web Veganism of Color y otros que iremos comentando en la entrevista. Esperamos que os resulte interesante y os haga removeros y cuestionar ciertas dinámicas que necesitamos revertir cuanto antes.

Julia Feliz Brueck, coordinadorx de «Veganismo en un mundo de opresión» y fundadorx de Sanctuary Publishers.

1- ¿Qué es Veganismo en un mundo de opresión? ¿Qué objetivos buscabas con esta edición?

Veganismo en un mundo de opresión es un libro que salio de la frustracion que sentía a diario cada vez que trataba de hablar sobre veganismo con otras personas racializadas. La razon que usaban para ignorar la importancia del movimiento era el racismo. Y no lxs podia culpar por que el fascismo, el racismo y todas las demás formas de opresión existen en el movimiento hoy en dia y eso es lo que ven mis comunidades. Cada vez que trataba de dirigirme a lxs veganxs europexs o de ascendencia europea en los Estados Unidos sobre los problemas que persisten en el movimiento, me encontraba con más racismo todavia. Cuando las personas no tienen la experiencia del racismo, se les hace muy difícil creer que todavia existe. Muchxs veganxs dicen cosas feas como: “no importa tu opresión porque los animales lo tienen peor”, sin darse cuenta que la opresión no es una competición ni se cancela porque haya otrxs con peores situaciones. La opresión de los demás animales y la de lxs humanxs no son comparables. Decir algo asi es dejar ver que la persona no entiende la realidad del mundo fuera de su perspectiva.

Al enfrentarme con estas situaciones constantemente, decidí escribir un recurso que pudiera ayudar a lxs veganxs a entender estos temas y a entender cómo continuar ignorándolos perjudica al movimiento.

El libro se convirtió en una colaboración entre veganxs racializadxs, lo cual es sumamente importante porque el movimiento habitualmente ignora nuestras voces. El libro no es solo una guía para el movimiento, es una plataforma para lxs veganxs que usualmente no tienen espacios para hablar sobre estos temas.

2- En el libro se afirma que el veganismo mayoritario es eminentemente blanco. ¿Podemos hablar de «veganismo blanco»? ¿Cuáles serían sus características?

El veganismo blanco es uno que se enfoca en solo un tema porque no tiene conocimiento de las intersecciones que influencian cómo las personas entienden el especismo. No todxs tenemos las mismas experiencias y esto afecta a cómo entendemos el mundo. El veganismo blanco asume que la perspectiva blanca es la única perspectiva. En vez de liberación, lo que hace esta perspectiva es ayudar a que las jerarquías fascistas continúen y eso significa que los animales en verdad no son las prioridades del movimiento, sino que la prioridad del veganismo blanco es reforzar las opresiones sin darse cuenta de que eso es lo que están haciendo al excusar y tolerar la opresión de todos lxs humanxs que son marginalizadxs en nombre de “los animales”.

3- En Veganismo en un mundo de opresión participan muchas personas. ¿Cómo fue el proceso? ¿Ya os conocíais de antes? ¿Fue difícil coordinar un libro así?

Si unx hace una encuesta sobre el movimiento vegano por “Google” es fácil ver que el movimiento sigue promoviendo las perspectivas blancas. Estas perspectivas no son las de las comunidades de color y muchas veces lxs veganxs racializadxs dejan el movimiento mayoritario por el racismo. Nuestras comunidades no quieren escuchar acerca de la opresión de otros animales cuando las comunidades blancas ni siquiera admiten su pasado y cómo la colonizacion impulsó el racismo que todavia existe hoy en día. Entonces fue sumamente importante alzar las voces de lxs veganxs no blancxs en el libro para darles presencia, ya que el movimiento mayoritario no lo hace.

Publiqué un anuncio sobre el libro por la red y así empecé a conocer veganxs no blancxs por todo el mundo. Yo no conocía a casi nadie porque no hay muchos espacios para nosotrxs pero así seguí haciendo contacto por la red y todxs lxs que quisieron apoyar el projecto y sumar sus voces ayudaron hacer este libro realidad.

A mí me encantan los libros comunitarios porque siento que es un esfuerzo en donde podemos porque lo hacemos juntxs. Y me recuerda al dicho de que solxs no podemos hacer tanto pero unidxs podemos hacer mucho más. Claro, estos proyectos también son difíciles porque somos muchxs y todxs tenemos vidas diferentes, en diferentes momentos y con diferentes privilegios. Pero creo mucho en estos proyectos y trato de ayudar a todxs lxs que lo pidan y que quieran formar parte de mis libros comunitarios porque para mí también es importante incluir a personas que no son escritorxs profesionales o que tienen “discapacidades”.

Michelle Carrera participa en «Veganismo en un mundo de opresión» con el capítulo «Un veganismo para nosotrxs».

4- En Veganismo en un mundo de opresión se apunta y en tu artículo Racialized speciesism? se vuelve sobre esa idea. ¿Podrías explicarnos por qué diferentes comunidades pueden vivir el especismo y el veganismo de diferentes maneras?

El especismo es diferente para cada unx porque todxs tenemos diferentes perspectivas basadas en nuestra historia, identidades y privilegios. Las comunidades blancas no han sido objeto del racismo, así que solo entienden el especismo desde una historia, identidad y lugar de privilegio en el que su relación con lxs no humanxs es enormemente diferente a la de las personas racializadas.

Las comunidades blancas, durante el colonialismo, otrerizaron a esas comunidades mediante afirmaciones de que esxs humanxs estaban más cerca de la naturaleza y, por lo tanto, “por debajo” de la raza blanca. Por este motivo, afirmaciones utilizadas rutinariamente por lxs veganxs blancxs, como “humanxs y no humanxs somos lo mismo”, en realidad tienen el efecto contrario que tienen sobre las poblaciones blancas. ¡Decirle a una persona racializada que son lo mismo que lxs no humanxs es, de hecho, como decirle a una persona racializada que crees que son menos que tú, en tanto que persona blanca! La reacción es, por tanto, el especismo racializado, en el que la persona racializada experimenta un tipo de especismo y de reacción basada en su historia respecto al colonialismo y las castas raciales impuestas. Esto puede parecerle una excusa a lxs veganxs blancxs, pero el racismo y los efectos del colonialismo aún persisten ,¡porque ignorar nuestro pasado y las desigualdades no ha servido para afrontar la opresión de las personas marginalizadas!

5– Háblanos por favor de Sanctuary Publishers. ¿Qué es? ¿Qué habéis hecho y qué acogida está teniendo?

Sanctuary Publishers no es una editorial de libros convencional. Aunque no estamos registradxs como organización sin ánimo de lucro (debido a las desigualdades en el terreno de las subvenciones que afectan a las organizaciones sin ánimo de lucro gestionadas por personas racializadas), Sanctuary Publishers funciona bajo la idea de intentar crear una entidad editorial autosuficiente que se sustente en sus ventas para seguir publicando libros, recursos, sitios web y otros recursos virtuales y accesibles. Desafortunadamente, esto tiene sus limitaciones en un mundo capitalista, y tenemos un presupuesto muy pequeño, que proviene de donaciones y de las ventas de mis propios libros, que utilizo para para pagar las nuevas ediciones y los costes básicos para mantener el proyecto abierto.

Cuando comencé con Sanctuary Publishers, lxs no humanxs eran una prioridad para mí. Lo siguen siendo. Sin embargo, me dí cuenta de que primero necesitaba ayudar a tender puentes y crear recursos para permitir que los movimientos encontraran puntos en común entre sí. Era importante para mí alzar las voces de lxs no humanxs, pero me dí cuenta de que necesitaba trabajar igual de duro para alzar la de quienes se identificaban con el veganismo, pero se esperaba de ellxs que dividieran sus identidades entrecruzadas y existieran solo como porciones de sí mismxs en lugar de como un todo trabajando hacia un objetivo común por los animales no humanos. Así que este es el objetivo: alzar voces, facilitar conversaciones, crear puentes, demoler jerarquías, y poner en el centro a lxs más marginalizadxs, incluídos los animales no humanos, haciendo estas cosas.

Estos son pequeños pasos, pero podrían marcar la diferencia si otrxs estuvieran dispuestxs a aplicar algo como enfoques antiopresión consistentes en sus acciones diarias que vayan más allá de visiones monotemáticas. Los recursos han creado una plataforma para comunidades marginalizadas y, según las respuestas que voy recibiendo, están sirviendo para aquellxs que están listxs para abrir su visión del mundo más allá de sí mismxs y para poner verdaderamente en el centro a los animales no humanos.

Saryta Rodriguez participa en «Veganismo en un mundo de opresión» con el capítulo «¡Múdate a Berkeley! y otras locuras».

6– También nos gustaría que nos hablases sobre el blog «Veganism of Color». ¿En qué consiste el proyecto? ¿Cuáles son sus objetivos?

El blog es un recurso para las comunidades racializadas. Es una oportunidad para conectarnos con recursos, para conectar con nuestras comunidades al margen de una discusión predeterminada por las comunidades europeas o de desendencia europea. Esto es importante porque muchas personas racializadas ven el movimiento como veganismo blanco y racista. Tambien es una plataforma para ayudarnos a tener conversaciones que el movimiento mayoritario no ha asumido. Hay muy buenas charlas y conversaciones con veganxs no blancxs de todas partes del mundo. Me gustaría continuar ese trabajo pero no tenemos muchos recursos y pues vamos poquito a poquito.

7– Hemos visto que has armado junto a Carol Adams el proyecto «Consistent Anti-Oppression». ¿De qué se trata?

Yo suelo hacer mi mejor trabajo cuando me desbordo de frustración. Lxs estadounidenses piensan que soy atrevidx porque no creo en jerarquías y un día le envié un mensaje publico a Carol Adams preguntándole por su artículo sobre DXE. Le comenté que el problema de ellxs es un problema sistémico y le pregunté si le interesaba trabajar en un proyecto conmigo basado en mi trabajo de “antiopresión consistente” y el suyo, ya que ella lleva mucho tiempo en el área del feminismo y el problema del machismo en el movimiento. Pensé que podríamos tener un recurso que sería una guía en general para todas las organizaciones, festivales, etc., para asegurar que lxs veganxs no incrementan la opresion de otros grupos en el nombre de los demás animales.

8– Muchas gracias Julia por tu tiempo y dedicación. Si hay algo más que quieras comentar a quienes estén leyendo esto…

Les agradezco que hayan traducido el libro. Es algo que he querido hacer desde que publiqué el primer libro. Sé lo importante que es el acceso a estas conversaciones para todas las comunidades.

Espero que con Veganismo en un mundo de opresión empiecen a comprender lo que tienen que hacer para promover un movimiento vegano que sea justo de verdad para todxs y no solo para algunxs. No es fácil pero hay que hacerlo si en verdad queremos un mundo justo. Tenemos que escuchar a otros grupos menos privilegiados y tenemos que ser consistentes cuando decimos que creemos en la libertad y la justicia. Y más aún, el despertar acerca de nuestras historias y privilegios y cómo afectan a otrxs es difícil de admitir pero es necesario para poder seguir adelante. Si no, todo quedará igual.

Acuérdense de apoyar a las comunidades marginalizadas, sus proyectos, trabajos, etc., como voluntarixs, dándoles acceso a plataformas a las que habitualmente no se les da, o con dinero si lo tienen. Créannos cuando les contamos nuestra realidad en el mismo mundo que compartimos. Déjennos ser líderes. Necesitamos apoyo, no que hablen por nosotrxs. Estamos cansadxs de la opresión en los espacios que suelen decir que trabajan para lograr la justicia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies no intrusivas para que tengas la mejor experiencia. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies